Quiénes somos Contacto Boletín Calendario Publicar
white themeblack themered themetheme help




printable version - email this article

Carta a los soldados
by Profesor J Friday, Sep. 11, 2009 at 4:33 PM
profesor_j@yahoo.com

Análisis de la coyuntura chilena 11 de septiembre 2009


Hoy es aniversario del golpe militar de Pinochet y del inicio del genocidio contra el pueblo chileno que se efectuó con la intención explícita de instalar otro modelo económico. Los valientes soldados chilenos, entrenados para arrasar pueblos, como hicieron con los poblados aymaras en el norte y con el pueblo mapuche en el sur, como hicieron en Iquique en la Escuela Santa María y tantas otras veces, en esta oportunidad no tuvieron vacilación ninguna en bombardear poblaciones urbanas y rurales, atacar con enorme poder de fuego a un pueblo desarmado, asesinar miles de personas, torturar y desaparecer otras tantas, levantar campos de prisioneros al más puro estilo nazi y ocupar militarmente el país.

Tal vez sea imprescindible que ustedes, soldados, aviadores, marineros, carabineros, policías civiles y gendarmes, reflexionen sobre este episodio y los anteriores y perciban que son utilizados por los oficiales para servir al empresariado, nada más. Los llamados a la patria y la bandera son hábiles mentiras para cohesionar voluntades en torno a símbolos etéreos y volátiles, pues la verdad de las cosas es que se trataba única y exclusivamente de implantar el modelo neoliberal de la economía al servicio de las poderosas familias de los Edwards, Matte, Angelini, Claro y demás, que hoy día detentan la propiedad de las más importantes y lucrativas empresas, apoyados firmemente por el capital financiero internacional.

¿Cómo fue que hicieron el cambio de modelo?
Entre otras medidas, es necesario destacar tres de ellas:

1. La reducción del estado y del funcionalismo público.
Cien mil empleados públicos fueron despedidos de inmediato y se cerraron áreas que cumplían servicios importantes para la población. Las áreas de educación y salud, así como muchas otras, fueron pasadas a manos municipales o privadas en una buena parte.
Con ello se pretendía aumentar las posibilidades de circulante privado pasando las necesidades de la población al circuito mercantil. Así la gente, en vez de tener derechos por parte del estado, debe batallar por conseguir más dinero para pagar los servicios. Que la única solución para resolver cualquiera necesidad es la obtención de dinero. El poderoso Don Dinero ocupa nuevamente su lugar de señor soberano sobre las conciencias. Así no es sólo una estructura de dominación, sino de educación.

2. La modificación de la estructura económica y de propiedad para orientarla hacia la exportación.
La reforma agraria fue borrada de una plumada y se instalaron a cambio grandes extensiones de tierras donde la tecnología extrae y prepara millones de botellas, cajas y latas que salen del país llenas de productos agrícolas a precio de huevo, ya no hay campesinos, sino temporeros que se mueren de hambre por cientos de miles esperando la época en que los patrones les llamarán para cosechar el fruto de la tierra pagando una miseria. ¿Y ustedes, soldados, aviadores, marineros, carabineros, policías civiles y gendarmes, creen que ese dinero que viene de las exportaciones beneficia al país? Es cierto que una parte la destinan inteligentemente los gobernantes coludidos con los políticos, empresarios y oficiales para pagarles sueldos a ustedes y mantenerlos con la venda en los ojos y la boca callada.
¿Y qué decir del cobre? Sólo sirve para hinchar los bolsillos de los empresarios y circular jugosas coimas entre los políticos y altos funcionarios.
¿Ya han hecho las cuentas de cuantas denuncias, pruebas y acusaciones de corrupción han habido desde el golpe militar en adelante? Saquen la cuenta de los millones de dólares que se embolsillan cada año los de arriba. Partamos de las cuentas bancarias descubiertas de vuestro gran jefe el asesino Pinochet. ¿Han visto los autos, las casas y el nivel de gasto de las familias de los oficiales?

3. Como tercer factor que anotamos de las más importantes modificaciones introducidas por el neoliberalismo económico tenemos los despidos masivos de trabajadores y precariedad del trabajo.

Hoy día es una vergüenza ver como se disputan los pocos puestos de trabajo, que además son temporales, mal pagados, sin jubilación ni medios de seguridad para el trabajador y sus familias. Si ustedes caminan por el paseo Ahumada, ven miles de ejecutivos, profesionales y funcionarios encorbatados. ¿Es esa la imagen del país? No, esa es la parte que mueve y asegura el funcionamiento de la maquinaria y engranajes para seguir acumulando las ganancias en unas pocas manos. Esa gente se conforma con migajas para auxiliar a esconder las realidades. Vayan a recorrer las poblaciones y campos para que vean que la miseria se sigue expandiendo sobre la base de vuestra complicidad silenciosa.

Las encuestas dicen que la presidenta cuenta con gran apoyo en la población. Obvio, pues se había acumulado un fuerte stock de ingresos públicos gracias a la disminución de los planes sociales y atención de servicios a la población, acumulación que en este año se ha puesto en circulación para esconder la realidad y asegurar resultados positivos en un año electoral. Además la señora presidenta no se ha mojado el potito en ninguna de las grandes problemáticas nacionales, colocando de chivo expiatorio a los ministros del ramo, muy bien dispuestos a "sacrificarse" por la causa de la estabilidad de la ganancia de los poderosos, ya que les llueve su parte y se aseguran el futuro en cuentas bancarias del extranjero, mientras ustedes y todos nosotros nos arreglamos viviendo al tres y al cuatro llegando a fin de mes, cuando llegamos, de manera apretada llenos de deudas a pagar por las famosas tarjetas de crédito, astuta maniobra empresarial capitalista de sacarnos la leche que no tenemos. El ministro de salud se ha quemado y la población lo odia, así la señora presidenta sigue en el limbo. El ministro Viera-Gallo, como es patudo, no se importa quemarse burlándose de los derechos del pueblo mapuche. Bachelet cierra las puertas a los mapuche, les manda a la policía, los encarcela, los mata y nada, total para eso está el ministro que se lleva la cuenta de los platos rotos.

Ahora nos tienen nuevamente en el circo electoral, para ver quien va a administrar lo mismo. Ustedes y muchos de nosotros sabemos que nada va a cambiar, sino que se viene aún peor. Ya está saliendo a la luz que el ejército escondió a miles de los asesinos agentes de la Dina-CNI, cuestión que era un secreto a voces. ¿De qué democracia nos hablan entonces? ¿De la que persigue a los que levantan la voz por los derechos? ¿Para qué tanta represión, información, infiltración, estado fuerte, preparación de tropas y comandos? ¿Para prevenir?

¿Ustedes saben a quién le tienen miedo ésos que desde arriba roban a diario el sudor de la gente y aún el sudor de ustedes? ¿A las decenas de muchachos y muchachas que salen en los barrios a manifestar la rebeldía? ¿A cuatro o cinco casas okupas aisladas de la población? Eso es puro tongo, el gobierno hace creer que ahí está el peligro. Como si esos muchachos fueran a crecer hasta construir un ejército que enfrente al del estado. ¿Acaso le tienen miedo a los comunistas? Pero si el mismo gobierno y los políticos ahora hacen tratos con ellos, los del famoso Plan Zeta. Si hasta Lavín y Piñera se reunen con ellos. El Partido Comunista y la izquierda burocrática se está incorporando en masa, con sus pocos votos, a la institucionalidad represiva de este estado falsamente democrático.

No. Ellos tienen miedo de perder algún día sus puestos de privilegio donde roban y se benefician de mil maneras a costa de ustedes y de nosotros. Tienen miedo que la democracia de mentirillas que manejan se les caiga y la población aprenda formas de democracia verdadera, participativa, donde las opiniones y prácticas sociales de convivencia sean un modelo aún para los gobernantes.

Tal vez tengan miedo que algún oficial se vuelva chavista y dirija sus tropas para el socialismo del siglo XXI, o que algún empresario se vuelva progresista y haga como Zelaya en Honduras. Imaginamos como debe andar la inteligencia y contrainteligencia entre todos ustedes husmeando para evitar tentaciones, así como los oficiales deben estar haciéndose la cama unos a los otros. No los vemos a ustedes como personas felices viviendo como lo hacen en medio del amedrentamiento, temor, persecusiones y cacería de brujas. No olviden Antuco, pues en cualquier momento los oficiales los llevarán a la muerte sin importarles un bledo ustedes ni sus familiares. No olviden que torturaron a los marineros que querían defender la democracia y que torturaron al padre de la actual presidenta de la cosa pública.

Tal vez les estén a ustedes dando como caja contra los extremistas y demás. Quizás los extremistas más adelante sean amigos, como lo son los comunistas hoy día, quien sabe. ¿A quién creerle? Los políticos allá arriba, sean de derecha, centro o izquierda, son todos iguales.

Esos políticos de allá arriba ya nos tienen tan cansados como a ustedes.

Como ya no creemos en ellos, sólo nos queda volver a nuestras familias, a nuestros amigos y a la convivencia con nuestros vecinos para practicar la verdadera democracia, la democracia participativa del barrio. Las juntas de vecinos ustedes saben como nosotros que son inoperantes, que se reúnen muy pocas personas y más bien constituyen una micro burocracia local de donde van a salir futuros candidatos a cualquiera cosa, habrá que cambiar su estilo. Después, cuando hayamos aprendido a vivir en democracia participativa local, sin las peleas y divisiones de los partidos que sólo quieren llevarnos a disputar nuevamente el poder del estado, podremos pensar en proponerles a ustedes una sociedad mejor, más honesta y respetuosa.

Hoy no tenemos una propuesta, o tal vez yo no la vea, pero eso no es malo, pues las propuestas van y vienen como hojas al viento. Basta que se junten cuatro intelectuales o inteligentes para que salga una nueva táctica o estrategia para llevarnos otra vez a lo mismo. Las mejores propuestas van a aparecer cuando la gente se vaya acostumbrando a que la democracia es posible en el día a día, en el compartir entre todos de manera respetuosa y sincera, pero significa que cada uno de nosotros debe ir cambiando su relación con los otros, empezando por casa y la vecindad.

Ustedes también tienen familia y amigos del barrio, tal vez puedan ayudar a limpiar tanta vergüenza y crímenes abiertos y escondidos que ocultan las paredes del poder, tal vez puedan decirle a su familia y amigos que salgan de sus casas a conversar con los vecinos, no más a favor de un partido o en contra del otro, no más a favor de este o el otro gobierno, no más a favor o en contra de los que llaman extremistas, no más para el soplonaje y la infiltración, no más a favor o en contra del Colo o de la Chile, sino para aprender nuevamente a convivir entre personas, sin discursos ni consignas, sino transformando cada barrio en una familia ampliada, con afecto y comunicación.

Quizás a eso le tengan miedo los dueños del poder y la riqueza, a que la gente comience a abandonar el afán egoísta y competitivo de tratar de ser unos superiores o mejores que los otros. Dividir para reinar dicen desde arriba. Quieren que nos estemos peleando siempre para que dejemos en segundo plano su papel de clase poderosa que sólo vive de parásito sobre nuestros hombros. Quieren que sigamos aceptando su democracia de papel. Quieren evitar que aprendamos a vivir en verdadera democracia.

Si ustedes consideran que eso es peligroso, pues aquí estamos, para que nos peguen un tiro o nos metan presos. Pueden inflitrarnos lo que quieran para que aprendan también como se vive en democracia local. Desde ya les informamos que renunciamos a todo tipo de violencia, pero que no aceptamos que se ejerza sobre nosotros, somos pacifistas pero sabremos aprender a defendernos cuando sea necesario. Somos muchos, somos millones, ustedes somos nosotros y nosotros son ustedes.

También les informamos que no participamos del torneo electoral y podrán ver que la mitad del electorado no comulga con los resultados de las elecciones, lo que es otro indicativo de la democracia de papel que ustedes defienden y otro estímulo para trabajar por la verdadera democracia, la democracia de base, de la cotidianeidad. Los no inscritos, sumados a las abstenciones, votos nulos y blancos más los votos críticos, ustedes tienen claro que se trata de alrededor de la mitad de los ciudadanos chilenos con edad de votar. Por eso que los gobiernos tienen que recurrir a ustedes, a la fuerza bruta, que para eso los preparan.

Esperamos que esta carta sea circulada hacia distintos lugares para que desde allí la sigan circulando.

Abrazos
Profesor J
Uno más, simplemente.
profesor_j@yahoo.com
http://clajadep.lahaine.org

add your comments


IMC Network:

© 2000-2008 Centro de Medios Independientes Valparaíso. Unless otherwise stated by the author, all content is free for non-commercial reuse, reprint, and rebroadcast, on the net and elsewhere. Opinions are those of the contributors and are not necessarily endorsed by the Centro de Medios Independientes Valparaíso. Running sf-active v0.9.2 Disclaimer | Privacy